top of page

Hubo una pelea entre dos gatos.
Uno de ellos en celo, el otro no.
Gritaron con los sonidos más crudos del deseo y el instinto.
Eran las 2 de la mañana, me desperté sabiendo que era esa hora
los mismos pensamientos y la misma ausencia en mi estómago.
"La extraño y me extraño"
Hice eco de una voz que todavía estaba soñando.

bottom of page